Tips de Seguridad G4S - Cómo reaccionar ante un asalto

Reconozca si están armados:

Ante la presencia de un arma de fuego, no existe fuerza física que se imponga. Tome en cuenta que por cada delincuente que ejecuta un asalto hay al menos otros dos que están al acecho y, probablemente, vayan armados.

Mantenga la calma:

Por difícil que parezca, es preciso conservar la tranquilidad y sensibilizar a quienes lo acompañen. El delincuente debe sentir que tiene el control. No grite ni se altere, porque este podría sentirse retado y ocasionar algún daño.

Baje la mirada y obedezca:

A los delincuentes no les gusta que los miren a la cara porque sienten que los podrían identificar. En todo momento mantenga las manos en una posición en la que el delincuente pueda observarlas.

Escuche a los ladrones:

Es fundamental prestar atención y escuchar lo que le piden. Muchas veces lo que buscan es la cartera, el reloj y el teléfono móvil; por ello, haga un esfuerzo y no se desespere.

Manténgase prevenido de cualquier movimiento:

Es importante comunicarles que va a acceder y cualquier movimiento que vaya a hacer.

Evite cualquier arrebato:

Considere que los delincuentes se podrían encontrar bajo los efectos de alguna droga. Un movimiento rápido o aspaviento, podría hacerles pensar que usted tiene un arma y que intentará agredirlos.

“Recordemos que, nuestra seguridad es primero”

^