Skip to main content

TDAH: Las causas que se conocen

TDAH son las siglas de Trastorno de déficit de atención e hiperactividad. Es el trastorno más común entre los niños. Es un padecimiento del neurodesarrollo en el que el entorno y la formación del niño son una pieza clave. Se suele diagnosticar en la niñez y se puede extender hasta la adultez. Las personas que padecen de este trastorno pueden presentar problemas para prestar atención, manifestar conductas impulsivas e hiperactividad. Este trastorno es uno de los más investigados de la formación de un niño y se han descubierto algunas causas.

1. El desarrollo tardío del sistema de autocontrol del cerebro

Una investigación publicada por Understood ha demostrado que las partes del cerebro que se ocupan de la toma de decisiones, control emocional y memoria funcional, pueden ser más pequeñas o demorarse en desarrollar en los niños con TDAH. 

Cuando el niño crece, su cerebro se termina de desarrollar y no se hallan diferencias significativas entre el cerebro de un adulto con TDAH y uno sin TDAH. Sin embargo, eso no significa que el TDAH desaparezca con la adultez. El trastorno de déficit de atención es una condición permanente.

2. Genética y factores hereditarios

El TDAH es una condición que, con frecuencia, es heredada. Una persona diagnosticada con TDAH tiene una probabilidad de 1 en 4 de tener un padre u otro miembro de la familia con TDAH. Es común que padres e hijos sean diagnosticados juntos.

3. Nacimiento prematuro y exposiciones prenatales

Las partes del cerebro de un niño prematuro son las más susceptibles de padecer daño a causa de la frecuente hipoxia neonatal y porque parecen tener un menor volumen cerebral, lo que implica menos conexiones entre las neuronas. Además el consumo de sustancias dañinas como alcohol, tabaco, drogas y toxinas del medio ambiente también son factores de riesgo para el desarrollo del cerebro del niño.

4. Lesiones en la cabeza

1 de cada 4 niños que han sufrido de una lesión cerebral traumática, ya sea leve o grave desarrolla trastorno por déficit de atención con hiperactividad. El riesgo de desarrollar TDAH por una lesión en la cabeza es mayor durante el primer año de la lesión.


El Ministerio de Salud atendió 5850 casos de niñas, niños y adolescentes con TDAH, solo en el primer trimestre del año 2020. Cada vez se diagnostican a más niños que sufren de trastorno de déficit de atención e hiperactividad. No exactamente porque más niños lo están desarrollando, sino porque más niños tienen acceso a ayuda especializada y a un diagnóstico. 


Fuente: Understood, Healthy Children, MINSA
 
El Ministerio de Salud atendió 5850 casos de niñas, niños y adolescentes con TDAH, solo en el primer trimestre del año 2020.
 ,  

 

^