Skip to main content

Riesgos de la automedicación

En más de una ocasión, los pacientes recurren a la automedicación frente a padecimientos leves (dolor de cabeza, gripe, etc.) o con problemas más graves, a pesar de las constantes advertencias de la Organización Mundial de la Salud sobre esta práctica. A continuación, te detallamos los riesgos que conlleva realizar estas acciones.

causas y consecuencias

La automedicación se debe a distintos factores. Uno, quizás el más importante, es el poco acceso que tienen ciertos sectores de la población a consultas médicas, por lo que recurren a lo que conocidos o allegados les recomiendan. De igual forma, el desconocimiento de los pacientes sobre las consecuencias de esta práctica dificulta que dejen de automedicarse.

Los posibles síntomas, además de desagradables, llevan a un nuevo proceso de automedicación que busca aplacarlos. Esto perpetúa el ciclo, dando pie a complicaciones más profundas y que empeoran con el paso del tiempo. La automedicación puede ocasionar:

  • Dolor de cabeza
  • Somnolencia
  • Náuseas
  • Diarreas
  • Camuflar síntomas de otras enfermedades
  • Dependencia farmacológica
  • Gastritis medicamentosa

La imposibilidad de detectar detectar los síntomas de otras enfermedades es uno de los puntos más delicados de la automedicación. Esto retrasa el tratamiento adecuado, derivando en complicaciones mayores y en casos extremos la muerte. Recomendamos siempre consultar a un profesional médico.

Fuente: AON Perú
^